Piedras (y lugares) con historia II

En otra entrada, titulada “Piedras con historia” hablábamos de los lugares de reunión de tres Comunidades de Aguas. En esta ocasión, tratamos de otras piedras y lugares que han sido importantes en la cultura inmaterial del agua.

Comenzamos con un par de piedras y promontorios rocosos cuyo nombre llama la atención. Se trata de la “Piedra de la Borrachera” en Basardilla y las “Peñas Borracheras” en Revenga. Ambas forman parte de la faceta festiva que al fin y al cabo era la limpieza de la cacera.

Quienes hayan leído nuestro libro “Ecos del agua en la Sierra de Guadarrama”, sabrán que el día de la limpieza del caz de Basardilla se denominaba “el día de la borrachera”, por lo que ocurría tras la limpieza. Los hombres bajaban limpiando la cacera hasta que llegaban a la citada piedra. Allí les esperaba el alguacil con la merienda de cada uno y con una buena cantidad de vino por cabeza a cuenta del Ayuntamiento, como contraprestación al trabajo realizado. No hay que decir, por tanto, de dónde le viene el nombre a dicha piedra. Digamos que la fiesta se animaba y, por tanto, ya no se trabajaba por la tarde.

Piedra de la Borrachera

Con el nombre de Peñas Borracheras se conoce a un pequeño promontorio rocoso situado en el Soto de Revenga. El día de la limpieza de las “caceras de abajo”, es decir, las caceras situadas por debajo del pueblo y que riegan el soto, se hacían distintos grupos para ir limpiando los tres ramales principales y en esas piedras finalizaban la tarea. El alguacil del pueblo les esperaba con el vino y terminaban igual de animados que los de Basardilla.

Peñas Borracheras

No salimos de Revenga para hablar del lugar donde se celebraba la comida-merienda del día de las “caceras de arriba), es decir, la limpieza del canal madre desde la toma en el río Acebeda hasta el pueblo. Los grupos terminaban reuniéndose en el lugar denominado “Los Comederos”, una pequeña pradera situada en las cercanías del río Acebeda. Tal vez el nombre del lugar venga de esa tradición. Ese día también había vino y buen humor.

Asociado también a estos días de trabajo (y fiesta) que eran las jornadas de limpieza comunal de la cacera de los pueblos, está un majestuoso roble en la dehesa de Collado Hermoso. Se trata del “Árbol de las Regaderas”. El 25 de junio, tras la limpieza del caz, los vecinos participantes y sus familias celebraban la fiesta del agua, merendando todos juntos bajo ese árbol y otros tantos de gran porte. Después, incluso había baile. Tras años de abandono de esta tradición, la asociación del pueblo ha señalizado el árbol y ha comenzado a recuperar la reunión bajo este testigo mudo de siglos de risas y fiestas en honor al agua.

Árbol de las Regaderas

Otros tres árboles, hoy desaparecidos, dan nombre a otros puntos de reunión en la Cacera del río Viejo. Se trata de los lugares denominados “El Peral”“Los Robles” y “El Robledón”, que daban nombre a otras tantas Juntas del Agua. El  lugar de Los Robles estaba situado en término de Pelayos y era donde se juntaban los pueblos de Tierra de Segovia de la Cacera del río Viejo, (la llamada Junta del Roble).  El Peral, lugar donde se reunían Torreiglesias, Carrascal, La Cuesta y sus barrios, Tenzuela, Santo Domingo y Losana estaba en término de Berrocal (la Junta del Peral). En unas ordenanzas entre Torreiglesias y Carrascal se habla de la Junta del Robledón, que posteriormente pasó a llamarse Junta del Terrero situado en término de Carrascal y donde se reunían los vecinos de ambos pueblos para tratar los temas referentes al agua.

Otra piedra interesante y que estamos pendientes de poder localizar (aunque sabemos el área donde estaba ubicada) es la Cruz de Collado, en Galíndez, en la que había grabada una cruz. Esta piedra separaba la zona de linares de la de prados y aparece en las ordenanzas del siglo XVI. Lamentablemente, la persona que nos podría haber indicado su ubicación exacta falleció hace unos tres años y cuando le entrevistamos no pudimos acercarnos a verla.

La última piedra de la que hablaremos en esta entrada es el Mojón Blanco (citada en ordenanzas del siglo XV) y que, además de ser uno de los mojones que limitaban los términos municipales de Sotosalbos y La Cuesta, daba nombre a una de las zonas de reparto de la Cacera del río Viejo: la Caldera del Mojón Blanco. Ésta separaba las aguas que le correspondían a Santo Domingo de Pirón de las de Tenzuela, Las Navas y Losana. El nombre le viene dado porque es un filón de cuarzo y destaca del resto de las rocas del entorno. Aún hoy es posible verla junto a la cacera, en el lugar donde ha estado desde tiempos inmemoriales.

Mojón Blanco

 

Apuntes de etnobotánica segoviana: El zumaque (Rhus coriaria)

Volvemos a esta sección con un arbusto que fue muy importante en la industria tintórea y de curtidos de nuestra provincia: el zumaque (Rhus coriaria).

Este arbusto, de unos 3 metros de altura, en la actualidad es muy escaso en la provincia, quedando de los antiguos cultivos, algunos individuos aislados o formando pequeñas agrupaciones en la zona de Orejana, Valleruela, Rades de Pedraza y Coca. En alguna de nuestras rutas guiadas hemos podido admirar alguno de estos ejemplares.

zumaque (Rhus coriaria)

Los tallos y ramas son gruesos y de tacto suave, ya que están recubiertos de un fino vello. Las hojas son compuestas, de cuatro a siete pares de foliolos, más uno impar en el extremo. Son lanceoladas y dentadas irregularmente y vellosas en el envés. Los frutos son menores que un guisante y crecen en racimos apretados.

hojas y frutos de zumaque al inicio de la otoñada

Parece ser que fue introducido en Europa por los árabes cuando conquistaron Sicilia y era muy valorado tanto el de esta isla como el de tierra de Toledo.

En otoño, las hojas toman un color rojo fuego que hace que estos arbustos sean fáciles de identificar en el campo.

hojas y frutos en plena otoñada

A finales de noviembre se recogían las ramas jóvenes, las hojas y los frutos y, una vez secas al sol, se machacaban con un rodillo, se trillaban en las eras, se aventaban, se cribaban y se reducían a polvo, que era lo que se vendía a tenerías y a las industrias del tinte.

Se utilizaba para teñir de negro. Se echaba el agua hirviendo y se metía la ropa durante una o dos horas, se sacaba y se enfriaba. Después se hervía, usando como mordiente,caparrosa.

El proceso de curtido aparece descrito en el interesante libro “Catálogo de los usos tradicionales de los recursos naturales de la provincia de Segovia” de Lorenzo, G; Barbero, C & Sánchez M. A, editado por Caja Segovia en 1997. Para este proceso las pieles, una vez limpias y preparadas, se metían en un noque lleno de zumaque durante 24 horas. Una vez secas, se llenaban de zumaque y se cosían y se apilaban para que el líquido las curtiera bien en profundidad. Veinticuatro horas después, las pieles se descosían, se aclaraban y se estiraban sobre un tablero de nogal, pasando después a las cuerdas de secadero.

Un buen ejemplar de zumaque

Este zumaque se usaba en las tenerías del valle del Clamores en Segovia, las de Cuéllar y muchas otras villas de la provincia. El cultivo de este arbusto ha quedado en la toponimia de algunas localidades, como “El zumacal” en Rades de Pedraza o “Las Zumaqueras” en La Lastrilla.

Un año de reivindicación de las caceras

Cuando el pasado diciembre de 2015 decidimos lanzarnos y publicar un libro que resumiera las investigaciones hechas durante 10 años, por nuestra cuenta y riesgo, sin ayuda de ningún tipo y además creando nuestro propio sello editorial, al que llamamos “Conocer para conservar”, quizás no éramos conscientes de dónde nos estábamos metiendo.

Si de algo estamos orgullosos es de la acogida por parte de la gente de los pueblos y del público en general. Estamos consiguiendo que se vaya formando una conciencia hacia la conservación y también hacia la recuperación de algunas de estas caceras, cuya particularidad es que son compartidas entre varios pueblos, algunas entre 16 localidades.

Los Departamentos de Ecología de las Facultades de Biología de la Universidad Complutense y de la Autónoma se han mostrado interesados en el estudio y nuestro trabajo e incluso el próximo año 2017 realizarán una práctica de campo sobre él. Asimismo estamos en contacto también con el proyecto europeo MEMOLA (Mediterranean Mountainous Landscapes en inglés o Paisajes montañosos mediterráneos, en castellano), dirigidos por la Universidad de Granada y que, entre otras muchas acciones, están recuperando acequias en Sierra Nevada y otros puntos del sur del continente europeo. También ha llamado la atención de Iniciativas Comunales, que reúne a más de 200 entidades que luchan por la defensa y el reconocimiento de los usos comunales y las áreas conservadas por Comunidades Locales en España. Se están buscando maneras de colaborar con algunas de estas instituciones y programas para poder trabajar en red e intercambiar información y metodología de trabajo.

A lo largo de este año hemos realizado 38 presentaciones, con cerca de 3000 Km recorridos, a un lado y al otro de la Sierra de Guadarrama, un periplo con un balance positivo. Alguien nos dijo que es un trabajo de profundidad, que poco a poco penetraría entre la gente. Y es algo que está ocurriendo, cosa que nos hace muy felices.

Cacera en Cabanillas del Monte

Cacera en Cabanillas del Monte

Como ya comentamos en otra ocasión, en las presentaciones algunas personas nos animan a seguir tirando del hilo, nos llaman para cedernos documentación, nos dicen quién nos puede dar más información o incluso nos han donado material. Además, han sido varios los pueblos que se han ofrecido a darnos documentación sobre sus caceras para una futura continuación del trabajo. Esto, unido al fallecimiento de algunos de nuestros informantes en menos de un año, hizo que nos planteáramos seriamente continuar la investigación. Se nos está yendo la última generación que conoció estos sistemas en pleno funcionamiento, además de conservar multitud de conocimientos que deben ser recopilados a la mayor brevedad posible. Lo más urgente es recopilar los testimonios de las personas mayores, que ahora rondan los 80-90 años y que, si no nos damos prisa, en dos años la mayor parte habrá desaparecido. De hecho, la tercera parte de nuestros informantes que han participado en este libro han fallecido. Además de grabar las entrevistas en audio, como en nuestra anterior investigación, también la estamos haciendo en vídeo, por lo que será también un proyecto videográfico.

Se va a financiar con las ventas del libro, por lo que estamos muy agradecidos a todas las personas e instituciones que con la compra de ejemplares  han apoyado este proyecto de recuperación de nuestra memoria. Esperamos que alguna más se anime y con ello podamos dar un buen empujón a esta apasionante segunda parte de recuperación de saberes tradicionales.

Cacera de Revenga

Cacera de Revenga

Hasta ahora, con los recursos que ha generado el libro, hemos investigado en otros cuatro pueblos. En las nuevas entrevistas e investigaciones se nos están aportando datos nuevos y curiosos, como una piedra-reloj en Basardilla, que servía para señalar el momento en el que el pueblo debía tomar el agua, toponimia relacionada con las tradiciones de la limpieza de la cacera, nuevas labores caseras realizadas con el lino, más “libros de barrio”, donde se anotaban los sorteos del agua, quién regaba, las multas por no asistir a las caceras y muchos otros conocimientos que no habían sido recogidos hasta el momento.

Para difundir este proyecto estamos utilizando las Redes Sociales, principalmente la página de facebook https://www.facebook.com/ecosdelaguaenlasierradeguadarrama/ en la que vamos colgando vídeos y fotografías relacionadas con las investigaciones.

Tras las entrevistas a personas de La Salceda, Basardilla, Galíndez y Revenga, nuestros pasos irán hacia Navas de Riofrío, La Losa y Ortigosa. Recientemente se nos ha abierto la posibilidad de investigar la cacera de regantes del barrio de San Lorenzo. Además, tenemos en cartera la entrevista a varias personas en Carrascal de La Cuesta, La Salceda, Valle de San Pedro, Torreval de San Pedro y Navafría. Para nosotros es un reto poder llegar a toda esta gente y recuperar todos sus conocimientos. Además, tenemos pendiente la visita a algunos Ayuntamientos donde nos han comentado la existencia de nueva documentación. En definitiva, es un trabajo ingente el que tenemos por delante. Hemos editado un vídeo promocional que se puede encontrar en youtube con el título “Recuperando la memoria del agua”, para promocionar la segunda fase de nuestro proyecto https://www.youtube.com/watch?v=HkEIGO6Ac2Y

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Pedro Nogales, último guarda de la Cacera del Acueducto

Para el 2017 tenemos previsto realizar rutas de senderismo interpretativas para dar a conocer algunas caceras y paisajes vinculados a las mismas y que servirán, además para obtener fondos para las investigaciones. También seguimos abiertos a presentar el libro en aquellos lugares en los que hasta ahora no ha sido posible hacerlo, a un lado y a otro de la Sierra de Guadarrama. Ya tenemos alguna propuesta que intentaremos cerrar en breve.

También pretendemos llegar poco a poco a los distintos centros educativos de los pueblos de la Sierra de Guadarrama para que conozcan sus raíces y su entorno, lo valoren y lo respeten, creando programas educativos alrededor de sus caceras. Para ello es fundamental la participación de las distintas AMPAS, con las que intentaremos ponernos en contacto. Ellas también pueden hacerlo con nosotros a través de nuestra página web o correo electrónico.

Cacera del arroyo Truchas

Cacera del arroyo Truchas

Nuestro objetivo final, además de recuperar los conocimientos relacionados con el agua en nuestra querida Sierra de Guadarrama, es el de volver a ver correr el agua por lugares por los que hace años que no lo hace. La recuperación de estas caceras debería ser prioritaria por parte, tanto de los vecinos de los pueblos como por parte de las Administraciones competentes, más aún teniendo en cuenta que los territorios por donde discurren forman parte en su mayoría del Parque Nacional y Natural Sierra de Guadarrama. Una manera lógica de gestionar esos ecosistemas protegidos es mediante las prácticas tradicionales que los han originado. La pérdida de caceras está produciendo la pérdida de diversidad.

Aprender de nuestros mayores charlando con ellos no tiene precio. Como decimos en el libro “El agua nos habla, sólo hay que saber escuchar”, y nuestra intención es seguir haciéndolo.

Recuperando la memoria del agua: nuevo proyecto, nuevas ilusiones

Cuando el pasado mes de diciembre presentamos nuestro libro “Ecos del agua en la Sierra de Guadarrama”, no pensábamos que iba a tener la repercusión que está teniendo en algunos pueblos en cuanto a remover la conciencia de recuperar, por un lado, la memoria de las caceras y, por otro, la de las infraestructuras en sí.

El libro no es un “best seller” – tampoco nació con esa idea- pero para tratarse de nuestra primera apuesta en el mundo editorial (una idea romántica para expresar nuestras inquietudes actuales y futuras), creemos que está funcionando bien, más aún cuando no disponemos de una maquinaria mediática detrás y llegar a la gente es más complicado.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Por eso viene nuestra sorpresa-alegría cuando en las presentaciones algunas personas nos animan a seguir tirando del hilo, nos llaman para cedernos documentación, nos dicen quién nos puede dar más información o incluso nos han donado material. Algunos asistentes nos han confesado que habían comprado varios ejemplares para regalo, porque consideran que es un libro de mucho interés. Además, han sido varios los pueblos que se han ofrecido a darnos documentación sobre sus caceras para una futura continuación del trabajo. También nos ha alegrado el interés que ha suscitado el libro en algunos departamentos universitarios por “su interés y forma de tratar el tema”. Y que este trabajo se valore, nos llena de “orgullo y satisfacción”. Esto, unido al fallecimiento de algunos de nuestros informantes en menos de un año, ha hecho que nos planteemos seriamente continuar la investigación. Se nos está yendo la última generación que conoció estos sistemas en pleno funcionamiento, además de conservar multitud de conocimientos que deben ser recopilados a la mayor brevedad posible.

Presentación en Galíndez

Presentación en Galíndez

¿Y en qué va a consistir esta nueva fase de investigación? Lo más urgente es recopilar los testimonios de las personas mayores, que ahora rondan los 80-90 años y que, si no nos damos prisa, en dos años las mayor parte habrá desaparecido. Además de grabar las entrevistas en audio, como en nuestra anterior investigación, también la haremos en vídeo, para que haya también constancia visual, por lo que será también un proyecto videográfico. Se combinará con un trabajo documental (aunque en esta primera fase pasará a un segundo plano) de búsqueda en archivos municipales y en algunos privados. De hecho, ya disponemos de nueva documentación que nos han ido proporcionando algunas personas.

44-pablo-ecos-del-agua118-imp

 

20160810_183910

Al igual que con el anterior trabajo, nuestra mayor limitación va a ser la presupuestaria, pues dependerá de las ventas que hagamos del libro, ya que las ayudas existentes no cubren los gastos y tiempo que se necesitan para un trabajo de esta envergadura, más aún cuando algunos de nuestros objetivos están al otro lado de la Sierra. Por eso hemos hecho una gira ambiciosa, en primer lugar para recuperar la inversión realizada y, en segundo lugar, para obtener fondos para este nuevo estudio. Con cada venta de un ejemplar estamos más cerca de poder comenzar la investigación.

 

portada-ecos-del-agua-recortada

Estamos abiertos a seguir presentando el libro en aquellos lugares en los que hasta ahora no ha sido posible hacerlo, de hecho este otoño tenemos algunas prácticamente cerradas, pero si algún lector de este blog quiere o cree que pueda haber alguna asociación, colectivo, municipio interesados, nos lo puede proponer en el siguiente correo: info@tenadadelmonte.es

En el siguiente enlace podéis leer uno de los capítulos de nuestro libro https://www.tenadadelmonte.es/editorial/

Estamos muy agradecidos a todas las personas e instituciones que con la compra de ejemplares  han apoyado este proyecto de recuperación de nuestra memoria. Esperamos que alguna más se anime y con ello podamos dar el pistoletazo de salida a esta apasionante segunda parte de recuperación de saberes tradicionales. Nos encantaría dar esa noticia.

14-hacenderas-ecos-del-agua088modim

Nuestras actividades de verano 2016

Durante este verano vamos a realizar distintas actividades de educación ambiental y divulgación de nuestros trabajos sobre el patrimonio natural y cultural de nuestra provincia. A día de hoy, 28 de junio, estas son las fechas y actividades, que iremos actualizando.

El viernes 8 de julio, con la Concejalía de Educación y Juventud del Ayuntamiento de Segovia, para adultos, Ruta de observación de estrellas:  las constelaciones de verano en Armuña.
Horario: 20:30 a 00:30 h

Distancia :6 Km

Fecha de inscripción: del 23 al 30 de junio

Tfno: 921 460401

El sábado 16 de julio, para adultos, Ruta Etnobotánica en Caballar. Concejalía de Educación y Juventud del Ayuntamiento de Segovia. Gratuita.

Horario: de 10:30 a 14 horas (duración aproximada)
Distancia: 7 km.
Plazo de inscripción: del 27 de junio al 8 de julio.
Tfno: 921 460401
ruta etnobotánica en Caballar

ruta etnobotánica en Caballar

El viernes 22 de julio, presentación del libro “Ecos del agua en la Sierra de Guadarrama” y charla sobre la cacera de Revenga. Ayuntamiento de Revenga.

El sábado 23 de julio, para todos los públicos, Taller de insectos: El mundo visto con muchos ojos. Ayuntamiento de Torrecaballeros.
Horario: de 10:30 a 13:30 horas (duración aproximada).
Plazo de inscripción: Por determinar.
e-mail: info@tenadadelmonte.es
Aprenderemos mucho más acerca de los insectos

Aprenderemos mucho más acerca de los insectos

El domingo 24 de julio, presentación del libro “Ecos del agua en la Sierra de Guadarrama” en Valle de San Pedro. Asociación Cultural Valle de San Pedro y Ayuntamiento de Torreval de San Pedro.
El miércoles 27 de julio, charla “Las caceras y el cultivo del lino”. Semana Cultural de Torrecaballeros.
tela de lino

tela de lino

El viernes 29 de julio,  a las 19:30 h, presentación del libro “Ecos del agua en la Sierra de Guadarrama” en Collado Hermoso. Semana Cultural. Asociación Fuente Plateada.
El sábado 30 de julio, hacendera en Torrecaballeros. Limpieza y adecuación de las pozas de lino de La Aldehuela. Ayuntamiento de Torrecaballeros.
El martes 2 de agosto, presentación del libro “Ecos del agua en la Sierra de Guadarrama” en San Cristóbal de Segovia. Semana Cultural. Asociación Peña Blanca.
Presentación Ecos del agua en la Sierra de Guadarrama

Presentación Ecos del agua en la Sierra de Guadarrama

El domingo 7 de agosto, a las 9:30 h, Ruta “Aldealengua y sus Chozos” del programa “Itinerarios familiares por la Sierra de Guadarrama”. Segovia Sur – Parque Nacional Sierra de Guadarrama – Junta de Castilla y León. (Ver programa adjunto, pinchando en el enlace)
El martes 9 de agosto, presentación del libro “Ecos del agua en la Sierra de Guadarrama” en Torreiglesias. Semana Cultural.
El jueves 11 de agosto, a las 18:30 h, presentación del libro “Ecos del agua en la Sierra de Guadarrama” y taller intergeneracional en Basardilla. Semana Cultural. Asociación Cultural El Guijo-La Cigüeña.
El viernes 12 de agosto, a las 18:30 h, presentación del libro “Ecos del agua en la Sierra de Guadarrama” en Palazuelos de Eresma. Semana Cultural. Ayuntamiento de Palazuelos.
El sábado 13 de agosto, a las 9:30 h, ruta “Por las Calderas del río Cambrones” del programa “Itinerarios familiares por la Sierra de Guadarrama”. Segovia Sur – Parque Nacional Sierra de Guadarrama – Junta de Castilla y León.
El domingo 14 de agosto a las 9:30 h, ruta “Cañada Real II: Navafría-Gallegos-Navafría” del programa “Itinerarios familiares por la Sierra de Guadarrama”. Segovia Sur – Parque Nacional Sierra de Guadarrama – Junta de Castilla y León.
El viernes 19 de agosto, para adultos, ruta “Segovia a la luz de la luna”. Concejalía de Educación y Juventud del Ayuntamiento de Segovia. Gratuita.
Horario: de 20:00 a 23:30 horas (duración aproximada)
Distancia:6 km.
Plazo de inscripción: del 1 al 11 de agosto.
Tfno: 921 460401
Segovia a la luz de la luna

Segovia a la luz de la luna

 

El sábado 20 de agosto, a las 9:30 h, ruta “Cañada Real III: La Salceda-Torreval de San Pedro-La Salceda” del programa “Itinerarios familiares por la Sierra de Guadarrama”. Segovia Sur – Parque Nacional Sierra de Guadarrama – Junta de Castilla y León.
El domingo 21 de agosto a las 9:30 h, ruta “Tierras del río Viejo” del programa “Itinerarios familiares por la Sierra de Guadarrama”. Segovia Sur – Parque Nacional Sierra de Guadarrama – Junta de Castilla y León.

El lunes 22 de agosto, a las 19:00 h, taller de medio ambiente en Cabanillas del Monte.

El sábado 24 de septiembre, hacendera en Cabanillas del Monte. Arreglo del entorno de la fuente de las eras. Vecinos de Cabanillas del Monte y Ayuntamiento de Torrecaballeros.
El domingo 25 de septiembre, hacendera en Cabanillas del Monte. Adecuación de la cacera de entrada al pueblo. Vecinos de Cabanillas del Monte y Ayuntamiento de Torrecaballeros.

Limpieza de la cacera de Revenga

Son las 9:30 h de la mañana. En la plaza del Ayuntamiento de Revenga hay reunidos unos 40 vecinos que han ido llegando poco a poco para iniciar la limpieza de la cacera del pueblo que nace en el río Acebeda y que riega el preciado soto del pueblo. Los protagonistas van provistos de palas, azadones y alguna que otra motosierra.

El alcalde saca la lista de las personas que han de ir al trabajo comunal y los va nombrando uno a uno. Algunos no han podido asistir y son sustituidos por algún familiar. Hombres de todas las edades, unidos por el trabajo por el bien común, recorrerán esta mañana del 26 de marzo el vital cauce de agua que dará vida a las cercas y fresnedas durante la temporada de riego.

A las 9:30 se reúnen los vecinos para comenzar a limpiar

El grupo es dividido en dos por el alcalde. Uno irá desde el pueblo siguiendo el canal hacia arriba y el otro irá desde la zona alta hacia abajo. Es este segundo grupo el que tendrá que hacer un mayor trabajo retirando y cortando los pinos y robles caídos al cauce durante el invierno y que provocan la rotura del canal.

Unos días antes, se han reunido para limpiar y “aclarar” las caceras y regueros que van a distribuir el agua por el soto y las cercas, una labor necesaria para que el trabajo que van a realizar hoy, dé buenos frutos. A estas limpiezas están obligados a ir los ganaderos, los propietarios de cercas y las personas que quieran tener suertes de leña.

Comenzamos el recorrido junto a la Nacional 603 y, siguiendo el cauce, se va repasando la cacera limpiando bien el cauce con palas y azadas. Además, se llevan sacos para ir quitando otros desperdicios ajenos al discurrir del agua: latas, botellas, plásticos…

Comenzando a limpiar la cacera

Charlando

La cacera se divide en tres ramales, que se llaman Cacera del Pasadero, Cacera de San Roque y Cacera de Santa María. Cada una de ellas riega una parte del término. Cuatro días a la semana se riegan las cercas particulares y tres días las municipales. Para ello hay una persona responsable que dirige el agua por donde tiene que ir. Antiguamente no había tiempo limitado de riego por parcela, pero ahora sí que cada cerca tiene un tiempo estipulado.

Entre conversación y conversación, terminamos llegando a una zona donde la cacera se rompe con cierta facilidad. Con piedras y céspedes se va rehaciendo el muro. Unos peones van cogiendo el césped y otros lo transportan para ir construyendo la retención. En otros tramos se disponen sacos llenos de tierra que de un año para otro hay que ir renovando. La intención es poder hacer unas estructuras más estables, como paredes de hormigón para evitar las pérdidas de agua y ahorrarse tanto mantenimiento.

Reforzando la cacera con piedras y césped

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Unos metros por encima de la cacera de Revenga discurren la cacera del acueducto y la de Hontoria. La relación con las autoridades de la ciudad de Segovia no siempre fue buena. En las Ordenanzas del acueducto de la Reina Doña Juana de 1505 se inserta una provisión de Enrique IV del año 1449, siendo aún príncipe y en ella se habla de las caceras de Revenga y Hontoria de la siguiente manera:

Lo quinto: por cuanto yo soy informado, é se halla que los dichos concejos de Ontoria é Revenga tienen dos caceras que salen del dicho Riofrio, é van debajo de la dicha cacera real , é por causa de ellas se han hecho en la dicha cacera real muchas quebradas é buhardas por llevar el agua de lo de la dicha cacera real á las dichas sus caceras, é se aprovechan del agua de ella, diciendo que no gozan sino del agua de las vertiente de la dicha cacera; é aun que echaban piedras en la dicha cacera á fin de que el agua que por ella venia se vertiese, é se fuese por sus caceras, que por grandes imposiciones de penas, no se podian escusar de la tomar, quebrantar y hacer daño en la dicha cacera real, y en les quitar el agua á los dichos concejos del dicho Riofrio, sin les dar agua de otra parte para sus menesteres é provision, que sería gran daño e despoblamiento de los dichos lugares: é queriendo en todo proveer é remediar, quiero, y es mi voluntad, que los dichos concejos de Ontoria é Revenga, ni los vecinos é moradores de ellos, de aqui adelante para siempre jamas no tomen ni se aprovechen de agua alguna de dicho Riofrio, ni los dichos concejos, ni algunos de ellos, ni otras personas de cualquier estado, condicion, preeminencia é dignidad que sean, de allí adelante en ningun tiempo ni puedan tomar, ni tomen, ni se aprovechar, ni aprovechen de agua alguna de la dicha cacera real, ni hacer quebradas, ni buhardas, ni en una presa, que es mi merced que en cabo de la dicha cacera se haga, so las penas en las dichas cartas del dicho rey mi señor, é mi padre, é mia contenidas. e que la dicha agua de la dicha cacera quede toda libre y exenta para la dicha mi cibdad, é para mi Alcazar, é para los pilares eé pozos, é para las otras cosas que menester fuere, segun que en las cartas del dicho Rey mi señor y mia se contiene. E porque los dichos concejos de Ontoria é de Revenga hayan é tomen para sus menesteres é proveimiento del agua que viene al dicho Riofrio por el arroyo que dicen de Navatejeda, é lo pasen por canales por encima del dicho Riofrio, é lo pongan, é guien por las dichas sus caceras, é se aprovechen de ello de aquí adelante para siempre jamas, é hagan de ello lo que quisieren como de cosa suya. Y por cuanto soy informado, por informacion que los del dicho mi consejo hobieron, que á ninguna persona viene perjuicio, é si algun perjuicio viniere, yo le recibo en mi para conoser de ello, é hacer lo que con derecho debiere; é mando, é quiero, é tengo por bien que la dicha cibdad, ni otros concejos, ni personas singulares no perturben á los dichos concejos de Ontoria é de Revenga la dicha agua del dicho arroyo de Navatejeda, por cuanto se lo doy en enmienda del agua que ellos habian de llevar del dicho Riofrio, por nueva merced que yo les fago de ello, sopena de dos mil maravedis a cada uno que lo contrario hiciere para mi cámara”.

Limpiando la cacera

No se tiene constancia de que se construyera un canal por encima del río ni cuál fue la solución adoptada. Lo que sí sabemos es la existencia de numerosas denuncias de los guardas de la cacera del acueducto sobre desvíos del agua a las caceras de Revenga y Hontoria.

Atravesamos al término de San Ildefonso, entrando en los Montes de Valsaín, entre jarales que van dificultando el paso por la cacera. Llegamos al cruce con el arroyo de Las Charcas y posteriormente con el de Valdeconejos, que aporta caudal a la cacera. A lo lejos ya vemos al grupo que viene desde las cercanías de la presa cacera abajo. Hay un grupo más avanzado, cortando troncos caídos al cauce y que utilizan para construir unos muros de contención, pues en esta zona la cacera también sufre bastante desgaste. Cacera arriba está la otra parte de este segundo grupo que está limpiando el canal de ramas, hojas, piedras…

Reforzando la cacera

 

Reforzando la cacera con troncos

 

Llega el momento de echar el agua y cuatro vecinos marchan hasta la presa para cumplir con la parte que pondrá el broche a esta jornada. Llegamos a la presa, construida con bloques de piedra y por la que rebasa el agua del río Riofrío. Ponen unos sacos y unos troncos y el agua comienza a desviarse por la cacera.

Echando el agua a la cacera

Una vez acabada la misión, en la cola del pantano, espera el refrigerio: cerveza, refrescos, pan, queso, chorizo… Con la charla animada, compartiendo los hechos más relevantes de la jornada, se termina la limpieza de la cacera madre.

Para dar por finalizada la limpieza de la cacera se termina almorzando

Con la construcción de la presa De Puente Alta, el aprovechamiento de las caceras de Revenga y Hontoria quedaron relegados a los meses de marzo a junio, siempre y cuando hubiera sobrante, es decir, la presa rebosara. En el momento que deja de existir sobrante, cesa el aprovechamiento de ambas caceras.

Lamentablemente, la cacera de Hontoria lleva bastantes años en desuso. Su cauce está roto en varios puntos y por ella ya no discurre el agua que regaba los prados y dehesas de este pueblo. Sin embargo, como vemos, la cacera de Revenga sigue viva y sus vecinos mantienen la costumbre de trabajar por el bien común no sólo de su pueblo, sino también del nuestro, conservando un lugar de gran belleza paisajística, cultural y ambiental como es el Soto de Revenga. Y esperamos que sea por muchos años.

La cacera de Revenga es necesaria para mantener el Soto

Agradecemos a Alfonso Nevado, alcalde de Revenga y a todos los vecinos participantes, su acogida el día de la limpieza y los testimonios recogidos, que nos servirán para continuar estudiando los usos tradicionales del agua en la Sierra de Guadarrama.

Soto de Revenga